Saltar al contenido

¿Qué es eso del SEO? Introducción para blogueros.

The following two tabs change content below.
Profesor y traductor de idiomas. Comprometido con la libertad, la democracia y el progreso. Aventurero y viajero empedernido. Escritor de todo lo que se preste.

Hace cuatro años, cuando me estrené en la blogosfera con Ciencia Histórica, no tenía ni idea de lo que era el SEO. Vamos, que ni sabía que existía. Ahora soy un ferviente seguidor, y el éxito de mi blog tiene mucho que ver con ello.

SEO, las siglas de Optimización para Motores de Búsqueda en inglés, es una serie de técnicas para redactar y publicar tus artículos de una manera tal, que buscadores como Google o Bing los tienen en cuenta.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

Mientras más sigas las fórmulas de SEO, mejor lograrás posicionar tus artículos en las páginas de resultados (S.E.R.P.’s), y así conseguir más tráfico para tu página web. En román paladino, si quieres más tráfico, debes usar SEO.

Ahora bien, a pesar de que el SEO es bastante extenso, no es difícil de aplicar unas reglas básicas. Una vez que aprendes a aplicarlas, el proceso se vuelve automático. Después ya no puedes vivir sin él.

SEO

Los orígenes del SEO

Cuando en 1998 Larry Page y Sergey Brin lanzaron un nuevo buscador llamado Google, nadie imaginó lo que iba a suceder. En menos de un lustro, el recién llegado alcanzó y sobrepasó a gigantes como Yahoo! Para convertirse en la página más visitada del mundo.

¿Cómo lo hicieron? Pues desarrollando un buscador que no sólo analizara más factores, como el tiempo de visita en cada página y su facilidad de lectura, y no sólo el número de veces que se repetía una palabra clave.

Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google.
Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google.

Esto es, Google toma en consideración muchos factores para decidir cuál es la mejor página para responder a la búsqueda del usuario. Su sistema, a la vista de los resultado, funciona. Repito, Google es el buscador Número 1 del mundo, y por mucho.

No es por falta de competencia. Cuando el buscador de los Doodles fue lanzado en 1998, había 2,410 mil sitios web. A día de hoy, hay 1,300 millones y casi la mitad de la población mundial está activa en internet.

¿Cómo ganar a la competencia?


Entre esos 1,300 millones de sitios web (páginas hay muchas más), está mi blog Ciencia Histórica. CH compite con cientos, sino miles, de blogs de historia, por lo que mi tarea es conseguir que los usuarios elijan el mío, y no el de otros.

Lo mismo le sucede a todos los administradores web del mundo. A diario deben enfrentarse a una competencia feroz, y para conseguirlo necesitan la complicidad de Google y otros buscadores. ¿Cómo? Creando nuestras páginas como Google cree que mejor funcionan.

Un ejemplo de S.E.R.P, página de resultados de Google
Un ejemplo de S.E.R.P, página de resultados de Google.

No es un capricho de Google. Lo que hace el buscador es simplemente seguir los gustos de los usuarios. Nadie tiene más información sobre ellos y sus gustos, y nadie aprovecha mejor dicha información.

Eso sí, tenemos que agradecer que, de vez, en cuando, Google nos da pistas sobre cómo elige a las páginas que aparecerán hasta arriba en sus páginas de resultados. SEO trata de técnicas para dar al usuario lo que busca, y así conseguir que Google nos posicione lo más alto posible.

Algunos ejemplos de redacción SEO

Google ha descubierto, por ejemplo, que a los usuarios de internet no les gustan los párrafos muy largos. Si se los encuentran en una página, la abandonan rápidamente y se van a otra. Por ello, el buscador otorga una mejor calificación a las páginas con párrafos cortos.

Google también sabe que las oraciones de un párrafo no deben ser demasiado largas, pues no gusta mucho a los lectores. Páginas con oraciones muy largas no posicionan muy bien en las listas de Google.

La palabra clave cuenta, por supuesto. Esta debe repetirse un buen número de veces, sin exagerar, para que Google te de una mejor puntuación. La palabra clave debe estar en al menos un subtítulo, pero estar en más ayuda.

Claro está, un texto debe estar dividido en secciones, con títulos y subtítulos intercalados. Según SEO, no debes escribir más de 300 palabras entre cada subtítulo. Digo, si quieres que Google te premie.
Parece obvio, pero no siempre se cumple. Debes cuidar mucho tu gramática y tu ortografía. Un texto mal redactado no tendré éxito con los lectores, ni con Google. Dedica tiempo a la corrección, a la revisión, y tendrás más éxito.   

Estos ejemplos van sobre la redacción, pero hay más.

Relacionado: ¿Cómo escribir bien?

Las imágenes en SEO

Una imagen dice más que mil palabras, y en el apretado universo de internet, una imagen ahorra tiempo de lectura. Tus textos deben tener imágenes, y las imágenes deben incluir la palabra clave que hayas elegido.

Además, las imágenes que subas no deben ser muy pesadas, esto es, que no usen Squash_Wikicommons_2demasiados píxeles. Una imagen muy pesada tarda mucho en cargar, y eso desespera al usuario, y a Google.

Para ello, tienes dos opciones: crear tus propias imágenes, o usar otras de la web. Hay infinidad de recursos para ambos casos.

Yo uso Canva para crear mis propias ilustraciones, o utilizo las fotos de internet de “Commons”, libres de derechos.

Muy importante es elegir la foto de portada, la que las redes sociales incluirán en tus “posts”. Debe tener al menos un tamaño de 200 X 200 pixeles. Yo siempre las elijo algo mayores, pero sin exagerar para que no tarden mucho en cargar.

Enlaces

Para Google, una buena página debe contener al menos dos enlaces, uno interno, o sea, que enlace a otra página del mismo blog, y otro externo. Yo suelo poner dos o tres, pues exagerar tampoco es bueno. Mientras más enlaces pongas, menor valor tiene cada uno.

No debes poner nunca un enlace a una página que contenga la misma palabra clave que tú has elegido. En ese caso, estarías ayudando a la competencia. Siempre hay un enlace que pueda enriquecer tu texto.

En el caso de los enlaces internos, es algo más difícil cuando tu blog es nuevo. Pero como seguramente tus artículos van sobre temas similares, después de unas semanas no deberías tener problemas para encontrar uno.

La palabra clave

Este es uno de los puntos más importantes del SEO. Google, obviamente, le da una gran importancia a las palabra clave, pues es la que compara con la palabra que el usuario está buscando.

La palabra clave debe describir lo mejor posible el tema de tu artículo. No vale poner palabras claves que puedan atraer a mucha gente, pero que se vaya enseguida al ver que tu texto no tiene nada que ver. Google se da cuenta, y te castiga.

Tu palabra clave debe estar en el título, y en el “slug”, esto es, en la dirección de la página. Un ejemplo: ¿Qué sabemos de la Atlántida?  http://www.cienciahistorica.com/2016/08/16/sabemos-la-atlantida/. La palabra “Atlántida” está en el título, y en la dirección (slug).

Posicionado palabras clave

Si buscas posicionar tu articulo muy alto en Google, debes asegurarte que no estás compitiendo con páginas muy fuertes que ya usen una palabra clave. Por ejemplo, si eliges la palabra “Trump” para tu artículo, vas a tener que competir contra miles de páginas que ya usan esa palabra clave.

Habrá diarios internacionales, webs de noticias muy poderosas con millones de seguidores. Tu artículo quedará escondido en la página 50 o 100 de los resultados, si tienes suerte. Busca palabras que no estén muy trilladas, pero que la gente busque. Te doy un ejemplo.

El año pasado escribí este artículo sobre la Atlántida. Antes de escribirlo, me fijé que la única web poderosa que estaba en los primeros lugares era Wikipedia. Me di cuenta de que podía colar mi artículo entre los primeros, y era una palabra clave muy buscada.

Lo conseguí. Si buscas “Atlántida” en Google, podrás ver que mi artículo está entre los primeros cinco. Eso hace que miles de usuarios lo lean cada mes, sin que yo haga nada nuevo. Son muchas visitas, por un trabajo que hice el año pasado.  

En otro artículo hablaré de cómo buscar palabras clave que valgan la pena.

Palabras “Long Tail

Long tail en inglés significa “cola larga”. Este término se refiere a palabras clave que en realidad son una frase. Por ejemplo “campos de concentración”. Si elijo esa long tail como palabra clave, debo tratarla como una palabra única, siempre repitiendola tal cual.

Las long tail ayudan mucho, sobretodo cuando quieres competir con palabras que ya están muy usadas. Por ejemplo, si veo que “campos de concentración” tiene mucha competencia, elijo “campos de concentración nazis”. Las posibilidades son infinitas.

Las long tail también te ayudan a escribir varios artículos sobre el mismo tema, sin duplicar la palabra clave. He escrito mucho sobre los romanos, sin repetir palabra. He usado “WC romanos”, “emperadores romanos”, “números romanos”, etc.

Las long tail para Google
Las long tail para Google.

De esta manera, he podido posicionar varios artículos con la palabra “romanos”, añadiendo un long tail. Claro está, el long tail debe aparecer tal cual en el título  y en el slug. Mucho cuidado con ello.

Algo complicado el SEO, ¿no?

Puede parecerlo, pero con la práctica te acostumbras. Al principio no me gustaba tener que redactar mis artículos siguiendo las condiciones de SEO, pero con el tiempo me di cuenta de que me beneficia. Ahora no puedo vivir sin SEO.

Además, hay plugins (pequeños programas que añaden capacidades a una web) que te ayudan a cumplir con las reglas de SEO. Yo utilizo el plugin de Yoast SEO, el más usado en el mundo, el más recomendado, por fácil de usar y efectivo.

Este plugin te pone una lista de lo que debes hacer, y te pone un semáforo. Si no cumples con una de las condiciones te la pone en rojo; si está bien te la pone en verde. Así puedes corregir fácilmente las que están en rojo, pues ahí mismo te dice cuál es el problema.

Yoast SEO es gratuito (y no recibo nada por esta recomendación ni de ninguna otra).

Resumen

Si quieres que tu página web aparezca entre las mejores para Google, debes cumplir con unas reglas. Esas reglas se llaman conjuntamente Técnicas de SEO. No son muchas, pero sí muy importantes.

En este artículo apenas hemos tocado la superficie, pero creo que es un buen comienzo. Dependiendo de tus preguntas escribiré otros artículos para añadir y aclarar los temas. Mientras tanto, ya tienes con qué empezar.

Usar SEO te beneficiará. Tus artículo tendrán más visitas, y eso es lo que todos queremos. Google te lo pone fácil, ahora es cuestión de que tú quieras.

Como siempre, puedes dejarme algún comentario o pregunta. Estare encantado de responder.

Por cierto, ¿has adivinado la palabra clave de este post? 😛

Visto: 182 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *