Literatura

Mi delirio sobre el Aconcagua

MI DELIRIO SOBRE EL ACONCAGUA, 2014
  Yo perseguía, ciego y absorto, la noble ambición que las nueve musas le ofrecían a mi estrella novicia, famélica de magnificencia. Había concebido mi genio de aeda a la cumbre del globo; pensó en su glorioso pico de siglos, en su helenismo. Seguía estoico a mi destino. No tenía tras de mí sino los cantos eternos del éter; los centauros que ha tiempo remedaran al insólito Alejandro, dignos del canto en el idioma de Homero, dos siglos ha prefijáranme el camino. Siguiendo esas plantas que habían hollado la columna inmensa e inquebrantable de la América, se posó ante mí el majestuoso Aconcagua, atalaya del continente. Y de pie ante el Pelión de los Andes, como un pensamiento de fuego de pronto me embarga, me increpa: (más…)

Por Norberto Osvaldo Algarin, hace