Saltar al contenido

El beso de la mujer araña, programa de radio con Joe Barcala

The following two tabs change content below.
Joe Barcala

Joe Barcala

Me encanta la magia de la imaginación que me permite recorrer el mundo, los rincones de la inteligencia y las infinitas posibilidades del universo mismo. Te invito a visitar mi blog: www.JoeBarcala.com

¿Cada cuánto tiempo te atreves a cambiar el guion de tu vida? Si estuvieras en la cárcel, ¿cómo matarías el tiempo?

 

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

El beso de la mujer araña

Una novela diferente que presenta a sus personajes con sus propios diálogos, sin narrador, que cuenta la charla entre dos reclusos, compañeros de celda quienes, por las noches, para conciliar el sueño, tienen conversaciones sobre su vida, las películas que más les gustan y terminan compartiendo los aspectos más íntimos de sus vidas.

Se trata de la novela El beso de la mujer araña, del escritor argentino Manuel Puig; un drama de dos vidas unidas por el destino dentro de una prisión,  en la que queda de manifiesto también, el interés muy personal del autor por el cine.

Hablemos hoy de El beso de la mujer araña, de Manuel Puig, para que te atrevas a leerla.

Manuel Puig

Nacido en la Provincia General Villegas, Argentina,  el 28 de diciembre de 1932 (+Cuernavaca, México, 1990), Manuel Puig, desde joven, mostró fascinación por el cine y para ello, en 1956, viajó a Roma para estudiar en el Centro Experimental de Cinematografía. También vivió en Nueva York; participó en la creación y realización de varios filmes y en 1965 publicó su primera novela: La traición de Rita Hayworth. Su regreso a la Argentina fue lamentable, pues sufrió censura a su trabajo, por ello, tuvo que huir a Brasil y finalmente a México, donde murió.

Su novela El beso de la mujer araña cuenta la historia de dos personajes, el primero se llama Valentín Arregui Paz, ideólogo y aspirante a revolucionario de 26 años de edad y el segundo de nombre Luis Alberto Molina, decorador de vidrieras y homosexual de 37 años; este último, se fascinaba contando películas en una forma muy peculiar, algo atrabancada. Observe este ejemplo:

-Bueno, ellos se siguen viendo y se enamoran. A él ella lo atrae bárbaramente, porque es tan rara, por un lado ella lo mima con muchas ganas, y lo mira, lo acaricia, se le acurruca en los brazos, pero cuando él la quiere abrazar fuerte y besarla ella se le escurre y apenas si le deja rozarle los labios con los labios de él. Le pide que no la bese, que la deje a ella besarlo a él, besos muy tiernos, pero como de una nena, con los labios carnosos, suavecitos, pero cerrados.

Experiencia como lector

De este modo, como lectores, vamos conociendo a los personajes de las películas, dando saltos en el tiempo conforme Molina se va acordando de las escenas. También conocemos así la personalidad de cada uno de los presos, de Molina, el homosexual y de Valentín, el aspirante a revolucionario. En esos diálogos nocturnos conocemos las condiciones de la dictadura bajo la que viven en Argentina con el cruel general Videla y los amores que esperan fuera cuando salgan de la cárcel. Valentín enamorado de Marta y Molina de un mesero de nombre Gabriel.

¿Qué otros secretos guarda la novela? ¿Lograrán salir de la cárcel para encontrarse con sus amores? ¿Qué tanto crece su amistad en tantos años compartiendo esa celda? Ten por seguro que esta novela te va a sacudir las fibras, te llevará por una literatura que juega con los personajes de una forma sorprendente y te ayudará a revalorar tu condición humana.

Visto: 428 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *