Saltar al contenido

Historia

La Biblia de los médicos

Así es como se conocía a un libro vigente entre los médicos que se convertiría en la base de la enseñanza médica durante siglos, los Aforismos de Hipócrates. Pervivieron durante más de 2.500 años en los escritos a modo de sentencias breves y universales aplicadas a situaciones concretas, semejantes a los refranes de la actualidad, y según la mayoría de los historiadores fueron elaborados por el propio Hipócrates.

Banquete romano

      “Sean graciosos y mordaces, cuando quieran, en los banquetes, a veces hasta elocuentes después de beber; pero (más…)

Piedras, pirámides y piramidiones

Entre los bloques de las pirámides había uno con un sitio reservado, privilegiado: el piramidión. Era una pieza pétrea de forma piramidal que se situaba en la parte más alta de las pirámides y de los obeliscos. Simbolizaba el lugar donde se posaba el dios solar Ra, en el punto de unión entre el Cielo y la Tierra. Generalmente se recubría de oro, bronce u otra aleación de metales, así, cuando incidían los rayos del Sol, resplandecía dando un efecto que por desgracia en la actualidad no podemos apreciar.

Saqueo Tunez

Cabalgadas, las incursiones españolas por el norte de África

Las razzias que saqueaban las localidades del litoral mediterráneo no fueron una exclusiva  de piratas berberiscos y otomanos; el mundo cristiano también las realizó y los españoles, que heredaron la costumbre de la Edad Media y la exportaron a América, acostumbraban a hacerlas por el noprte de África, desde sus presidios y Canarias, bajo el nombre de cabalgadas.

the_syracusia

El Siracusia, el transatlántico de la antigüedad

El Siracusia se construyó hace más de 2.000 años y fue durante casi 20 siglos el navío más grande construido, no podemos hacer otra cosa que sorprendernos más aún por la osadía y el ingenio de Arquímedes. 

Pompeii_-_Love_Act_on_the_Nile_1

Bustuariae, prostituta romana de los cementerios

Las Bustuariae  eran prostitutas que ejercian en los cementerios . A estas prostitutas se las relaciona con fantasías  escandalosas,hombres que pagan fortunas para que simulen que están muertas.

9648087919_317d6a06fb_k

La enfermedad de Paganini, el violinista del diablo

Según se cuenta, el 27 de mayo de 1840, con 57 años de edad, Niccolò Paganini, tras ser buscado por un sacerdote para ofrecerle la Extrema Unción en su lecho de muerte, se negó alegando que aún no debía morir. El violinista se equivocaba, y tras su defunción no sería enterrado en suelo santo, iniciando un peregrinaje que duraría casi cuatro décadas, hasta que, por fin, sus restos descansaran en Parma.

Carta del perdón de cuernos

Perdón de cuernos, una insólita tipología documental

El perdón de cuernos era un tipo de documento característico de los siglos XVI y XVII por el que, ante notario, un marido engañado perdonaba oficialmente a su esposa adúltera. Un avance respecto a quienes lavaban la honra con sangre.

Orpheus_in_El_Maestro_by_Luys_Milan (1)

La música en la Edad Moderna española

Ni en el Siglo de Oro ni en toda la Edad Moderna española logró la música alcanzar el nivel excelso de otras artes como la pintura, la escultura o la literatura, quizá porque éstas brillaron con una intensidad especial y le hicieron sombra o porque no se perdieron muchas obras por avatares de la Historia.

vesalius_color-1543

… y Andrés Vesalio sentenció: ¡Tú, Galeno, que te dejaste engañar por tus simias!

Existe un antes y un después en la práctica y el conocimiento de la anatomía humana y lo encontramos en la polémica obra del anatomista flamenco Vesalio De humani corporis  Fabrica libri septem, publicada en 1543, compuesta por cerca de setecientas páginas y considerado como uno de los más influyentes libros científicos de todos los tiempos.

arc_de_triumph_copy

El tesoro de Alarico

A mediados del siglo VI el historiador romano y origen germano, Jordanes, escribió en El origen y actos de los godos que tras la muerte del rey godo Alarico fue sepultado, junto a los tesoros que saqueó en Roma, en alguna parte del lecho del río Busento a su paso de la actual Cosenza