Saltar al contenido

Cuento de los hermanos Buenos y Malos modales, “Había una vez…”

The following two tabs change content below.
Elimedellin

Elimedellin

Nacida en Monterrey, Nvo. León, criada en Saltillo, Coahuila y Chiapaneca de corazón después de radicar más de 32 años en estas hermosas tierras, de gente amable y amistosa. Me considero alegre, amiguera, romántica, sentimental con defectos muchos, cualidades algunas debo de tener. Escribo lo que siento en el momento que algo me toca el corazón ya sea enojo, alegría, tristeza o dolor; algunas veces de angustia, impotencia o desilusión.
Elimedellin

Latest posts by Elimedellin (see all)

Cosa de hermanos

Dos hermanitos que eran gemelos, igualitos, igualitos pero muy diferentes uno del otro en su manera de ser. Mientras Buenos era gentil, educado pues daba los buenos días a toda la gente aunque no la conociera, pedía las cosas por favor, daba las gracias y además era muy acomedido.

Pues no necesitaba que le pidieran hiciera las cosas, como ayudar a poner los platos en la mesa para la comida, o recoger su plato cuando terminaba de comer, hacer su tarea o hacer caso inmediatamente cuando sus papás le pedían hiciera algo. ¡Ah! pero además tenía muy buen carácter pues siempre tenía una sonrisa que compartir con todos. Era el bueno de los hermanos.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

Hermanos contraste

En cambio su hermano Malos, era todo lo contrario, siempre mal humorado, no le gustaba ni siquiera que le dieran los buenos días, porque contestaba con una pregunta: ¿Qué tienen de buenos­­?

hermanos bueno y malo

Su mamá tenía que andar atrás de él para que se levantará y se metiera a bañar para irse a la escuela, o que hiciera su tarea, peor aún si le pedían hiciera algo contestaba: “ahorita” y ese “ahorita” nunca llegaba. En la escuela la maestra batallaba mucho con él porque no ponía atención a la clase y alborotaba a los demás; pero eso sí, se enojaba cuando la maestra le daba buenas calificaciones a Buenos por ser aplicado, y a su mamá le decía que la maestra le tenía mala voluntad, y que por eso, le bajaba las calificaciones. Claro está, era el malo de los hermanos.

Padres preocupados

Sus papás trataban que Malos cambiara y se comportara mejor por lo que le ofrecieron darle un pequeño regalo para motivarlo y le preguntaron que le gustaría; les dijo que quería una bicicleta como sus amigos, les prometió que cambiaría, pero viendo que sólo no podía hacerlo, le pidió a su hermano Buenos que por favor le ayudara a repasar las clases, para poder mejorar sus calificaciones y cuando viera que estaba portándose mal, le llamara la atención, pues quería que sus papás también se sintieran orgullosos de  él.

Sus papás empezaron a ver el cambio en Malos y eso les agradaba mucho, pues ahora se comportaba mejor; ya no era contestón. También ayudaba en la casa a barrer o lavar los trastes, pues sus papás les habían dicho que en la casa todos deben ayudar y esos quehaceres no sólo son de la mujer, también los puede hacer un hombre, pues en una familia todos deben participar en la limpieza. La maestra mandó llamar un día a sus papás.

Cambio

Ellos, preocupados, llegaron al día siguiente, esperando que les dieran queja nuevamente de Malos; el al verlos llegar, también se asustó, pues había estado poniendo toda la atención posible a las clases. La maestra le pidió a Malos que pasará al frente y, para sorpresa de todos, lo felicitó por sus calificaciones. Sus papás estaban muy orgullosos del cambio que había tenido Malos, y de Buenos también, por haber ayudado a su hermano. Los hermanos se ayudan.

Pero ahora los papás tenían un pequeño problema, pues le habían prometido a Malos un regalo si mejoraba su comportamiento, pero no contaban que el papá no pudiera hacer el gasto de una bicicleta en esos momentos, pues había poco trabajo, Malos los escucho hablar muy tristes por no poder cumplirle.

Entonces fue a buscar a Buenos y le pidió lo acompañara pues quería decirles algo a sus papás.

Los papás no sabían que decirle al darse cuenta que los había escuchado, pero Malos no los dejó hablar y les dijo que el mejor regalo para él, era saber que se sentían orgullosos de él, cómo lo estaban de su hermano Buenos.

Moraleja

Pero lo mejor era saber que vivía en una familia donde todos se quieren y están Unidos.

Y colorín, colorado este cuento de los hermanos se ha acabado.

Aunque en la actualidad sabemos que no todo es como en los cuentos., vivieron felices para siempre.

Si les puedo asegurar que si todos ponemos un granito de buena voluntad haremos que nuestra familia se mantenga unida y llena de amor, habrá  momentos difíciles… Sí, pero juntos  podremos  superar cualquier adversidad.

LEER MÁS:  https://wordpress.com/post/elimedellin.wordpress.com/25

Visto: 604 veces.

2 comentarios en “Cuento de los hermanos Buenos y Malos modales, “Había una vez…”

  1. franciscojaviertostado dijo:

    Hola Elimedellin,

    un cuento que enseña mucho y que todos deberíamos haber contado en alguna ocasión a nuestros hijos a la hora de ir a la cama. ¡Me encantó!

    Saludos desde Barcelona.

    Responder
    • Elimedellin
      Elimedellin dijo:

      Hola Francisco, estoy agradecida y muy halagada con tu comentario, me encantaría sirva en algo a los padres que están criando hijos pequeños y bueno creo a uno que otro grande,  no le caería mal tampoco. Un abrazo desde Chiapas, México.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *