The following two tabs change content below.

vicente.errazuriz

Es una de los cuestionamientos que se hacen todos los que quieren asegurar su auto. Saber en qué se fijan las aseguradoras al inspeccionar un automóvil es clave para estar preparado y para tener el vehículo apto para la revisión, cosa de que así sea más fácil y rápida la tramitación del seguro.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto en la palomita de aquí arriba.

Si quieres asegurar tu auto, tienes que tener claro que deberá pasar por un proceso de revisión para conocer su estado. Esta información es fundamental tanto para las aseguradoras como para el asegurado, ya que a través de este análisis se podrán tener claras las características del automóvil y cómo se encuentra al momento de solicitar la cobertura del seguro.

Primero pasos
Lo primero que se debe hacer para que la aseguradora realice la revisión de tu automóvil es agendar una hora para que la empresa envíe un encargado. En ocasiones esto se vuelve engorroso porque el asegurado no coincide con los horarios del encargado de la revisión y la visita puede postergarse varios días.

Ante esas complicaciones, y con la ayuda de la tecnología, muchas aseguradoras han desarrollado aplicaciones y modalidades para que sea el propietario del auto el que se encargue de la revisión. ¿Cómo funciona? El individuo deberá tomar fotografías de diferentes zonas del automóvil y subirlas a la app de la asegura (si es que tiene) o enviarlas por correo. De esa forma el equipo de la empresa de seguros podrá analizar las imágenes y darles el ok o pedir fotografías más detalladas del vehículo.
Cualquiera sea la situación, esta nueva modalidad es una innovación que beneficia al asegurado, ya que no tendrá que esperar que alguien lo visite, ni tampoco trasladar el automóvil, ya que desde su casa podrá enviar la información requerida.

¿En qué se fijan?
Para la empresa aseguradora es fundamental que la información que entrega el asegurado sea la misma que encuentra en la revisión. Es por eso que solicitarán documentación como la revisión técnica y el padrón del auto. Además el auto no puede ser muy antiguo, por lo que no podrá tener más de 10 años. Si por otro lado el vehículo es nuevo y no cuenta con patente, se deberá presentar un documento que acredite su compra como la factura o guía de despacho.

Posteriormente comenzarán con la revisión del vehículo. Una de las principales exigencias es que el automóvil esté limpio, sin calcomanías y se pueda ingresar a él sin problemas. Si cumple con este primer requerimiento, procederán a observar las siguientes zonas:

Se realizará un chequeo general del auto, lo que incluye kilometraje, revisión del estado de las puertas, la pintura, parachoques y el resto de los detalles externos.
Harán la misma revisión con la parte interna del auto: asientos, volantes, si se pueden usar los cinturones de seguridad sin problemas, el estado del tablero, etc.
Los neumáticos también son revisados y lo mismo sucede con el maletero. Comprueban cómo funciona la puerta, la alfombra, la rueda de repuesto y si cumple con el extintor.
La persona que revisará el auto también lo encenderá para confirmar que tiene sus funciones en orden.

Seguridad y tecnología
Además de las revisiones ya señaladas, el encargado también analizará qué tipo de tecnología utiliza el automóvil y que elementos anexos tiene, como el equipo de música. Se fijarán en la marca y qué características posee.

Lo mismo sucede con el tipo de seguridad que tenga el auto. Confirmarán si tiene o no alarma, cómo se activa, etc. Si cuenta con sensor de movimientos u otro tipo de seguridad.

Mejor seguros
Si bien el proceso de revisión puede sonar engorroso la verdad es que no lo es. El tiempo de revisión es breve y será fundamental para conocer el estado del auto y qué cobertura tendrá. Además las empresas aseguradoras están innovando y este análisis lo puede realizar incluso el propietario del auto, como comentamos más arriba, por lo que cada vez se vuelve más simple.

Y todo este análisis valdrá la pena por asegurar nuestro auto. De esa forma podremos conducir más seguros y tranquilos, ya que si sucede algún imprevisto sabremos que podemos contar con la cobertura del seguro. Además con los beneficios de la aseguradora, ya que muchas entregan servicios adicionales como asistencia en ruta (remolque o ayuda de mecánicos), revisión técnica gratuita, entre otras.

Booking.com