Saltar al contenido

Escribir bien – Introducción

The following two tabs change content below.
Joe Barcala

Joe Barcala

Me encanta la magia de la imaginación que me permite recorrer el mundo, los rincones de la inteligencia y las infinitas posibilidades del universo mismo. Te invito a visitar mi blog: www.JoeBarcala.com

Si pocas veces leen lo que publicas en las redes o si has creado malos entendidos al escribir, he preparado este texto que te facilitará escribir con claridad y obtengas lectores fervorosos por tus publicaciones.

altamiraLos seres humanos somos seres sociales por naturaleza, eso quiere decir que nos encanta convivir con otros; por eso, desde tiempos remotos, el hombre ha tratado de comunicarse con los demás. Por ello, inventó el lenguaje. ¿Recuerdas las cuevas de Altamira? Esa fue una forma primitiva de indicar a otros lo que ellos hacían, quizá fue uno de los primeros pizarrones de clase para explicarles cómo cazar a un mamut, por ejemplo.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

El ponerle nombres a las cosas fue un paso importante para poder tener puntos de anclaje, es decir, referentes que permitieran recordarlos aunque no estuvieran cerca. Así, cuando hablaban del sol, aunque fuera de noche, su mente se imaginaba al astro rey. Las palabras entonces empezaron a servir para indicar al cerebro los conceptos, las cosas o personas a las que evocaban en su imaginación.

Escribir bien puede ser inconsciente

cerebro-escribir-bienEse ejercicio es muy dulce y emocionante, aunque no lo creas. Porque actualmente los seres humanos hacemos eso con tal facilidad y familiaridad que ni siquiera lo apreciamos. Voy a enumerar unas palabras para que notes lo gozoso que puede resultar: advertencia, nulidad, fervor, matiz, desglose. Como podrás notar, esas palabras no son tan sencillas como: silla, mesa, clavo, perro. Las primeras son conceptuales, no tienen asociado un objeto, pertenecen a nuestro mundo de las ideas. Sin embargo, cuando las lees, tu cerebro realiza una acción. Tu energía consciente te lleva a pasear a través de tus neuronas hasta el sitio en donde tienes guardada cierta información que te permite comprenderlas. ¡Qué maravillosa capacidad del cerebro para darte datos!

cerebroAhora imagina estas otras palabras: almizcle, rododendro, lepidóptera. ¿Qué ha pasado? Seguramente tu mente no ha podido relacionar las palabras con un significado. Quizá algunas palabras, por su parecido con otras, nos lleven a significados equivocados, pero el cerebro siempre manda una respuesta: un sí o un no. Es increíble, como decía, que lo podamos hacer con pura biología. Y es químicamente excitante poder realizarlo; porque hay temas que nos apasionan, nos causan adicción, nos gustan, los disfrutamos, experimentamos cierto placer físico en nuestro cerebro por ese ejercicio.

Súmate a la aventura

Por eso quiero hablarte de la magia de las palabras. Esa fórmula que te permitirá conquistar a otros cuando escribes, cuando te comunicas a través de los textos. Espero disfrutes el viaje y dejes que tu cerebro te dosifique con su energía positiva, radiante, vibrante.

Leer la serie Escribir bien

Visto: 705 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *