Saltar al contenido

¿Existió el color azul en el pasado?

The following two tabs change content below.
Médico especialista en Obstetricia y Ginecología. Soy autor de dos novelas históricas: Lucius Cassius, el médico esclavo y El Escrito de Dios, publicadas por la Editorial Stonberg. Recientemente he publicado mi tercer libro CÓMO ENFERMAR Y NO MORIR EN EL INTENTO Un viaje a través de la historia de la Medicina, un recopilatorio de artículos de mi blog.

3879119598_ea49dedc46_b

Lago Moraine en el Parque Nacional Banff, en Alberta, Canadá.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

¿Qué sería del cielo sin ese azul tan maravilloso? El mar perdería parte de su encanto sin ese color, y para los seguidores del fútbol argentino puede que la albiceleste tampoco fuera la misma. La respuesta a la pregunta del título no es tan sencilla como pudiéramos imaginar de entrada. Que en la Antigüedad vieran todos los colores menos el azul parece algo sorprendente, difícil de creer, pero todo apunta a que así fue. Cuidado, no nos confundamos, con esto no quiero decir que no existiera dicho color, está presente desde el origen de los tiempos, pero el hecho de no tener un nombre que lo describiera hace que el ser humano no lo percibiera como tal.

Scrivix Categoría Divulgación Científica

El investigador inglés del siglo XIX, William Gladstone, tras estudiar la “Odisea” de Homero se dio cuenta de un hecho sorprendente. El poeta griego describía el mar de color “vino oscuro” cuando en realidad es azul, las ovejas violetas, y la miel, verde. Intrigado, revisó otros textos griegos descubriendo que esa discordancia de colores se repetía en la mayoría de los autores, aún más, nadie describía nada con el azul. Extraño, sin duda, porque si hay un color que predomina en nuestro alrededor es ese.

Esto no pasaría inadvertido para el filólogo Lazarus Geiger quien comprobaría que en todas las culturas se omitía. Ni el Corán, ni las sagas islandesas, ni las historias chinas… nadie lo mencionaba. Estudioso de las letras como era, encontró un mismo patrón en la aparición de los colores que se repetía en las lenguas examinadas: el negro y el blanco, los primeras; el rojo, después; el cuarto puesto se lo disputaba el amarillo y el verde; y el último, el azul. Si preguntara ahora por cuál fue la primera cultura que lo describió ¿qué contestaríais..? Claro, no podía ser otra que la avanzada civilización egipcia pues con su avanzada tecnología disponía de pigmentos azules.

Hieratic_Book_of_the_Dead_of_Padiamenet

Libro de los muertos de Padiamenet, jefe de los panaderos del dominio de Amun (Museo Británico)

La explicación…

Para dar una explicación a todo este misterio, Jules Davidoff, psicólogo de la Universidad Goldsmiths de Londres, se trasladó a Namibia para realizar un experimento con la tribu Himba, un pueblo con una particularidad, tampoco conocían el color azul. Este y otros estudios posteriores demostraron que las personas podían distinguir mejor o peor los colores según el país de origen y la lengua que hablaban. Así, los coreanos distinguían mejor entre el verde y los amarillos verdosos, y los rusos mejor que los ingleses entre distintas tonalidades azuladas.

Se sabe que existe un vínculo biológico a la hora de percibirlos aunque todavía se desconoce el mecanismo exacto, dada la complejidad de nuestro sistema de visión. La luz llega a la retina del ojo activándose tres tipos de células fotorreceptoras(conos) que serán más o menos sensibles según el espectro del color. El cerebro es capaz de discernir esas imperceptibles diferencias entre las longitudes de onda del espectro visible mediante unos cálculos muy sofisticados que determinan los colores que miramos.

800px-Electromagnetic_spectrum-es.svg

Los bebés son más rápidos que los adultos a la hora de reconocer una nueva categoría de color si aparece en su campo visual izquierdo y por tanto, enviándolo al hemisferio derecho, mientras que los adultos es al revés, ¿podría ser que con los años se vuelve más dominante el hemisferio izquierdo? ¿Hasta qué punto la percepción que tenemos antes de aprender a hablar determina la de adulto? Estas y muchas otras preguntas siguen sin una respuesta precisa pero poco a poco los neurocientíficos están descifrando este misterio biológico. Y sí, el azul existió en el pasado aunque no lo percibían como tal.

Publicado originalmente en: franciscojaviertostado.com

Para saber más:

Language, thought, and color: Whorf was half right, de Terry Regier y Paul Kay, Dept. of Linguistics, University of California, Berkeley (PDF en inglés).

La evidencia de la hipótesis de la relatividad cultural de Psicología Cognitiva, de Roberson, D., Davidoff, JB, Davies, IRL, y Shapiro, 378-411 (2005).

Links fotos:

Alexando LacadenaHorst Frank

Link información:

bbc.com

Visto: 853 veces.

2 comentarios en “¿Existió el color azul en el pasado?

  1. Joe Barcala
    Joe Barcala dijo:

    Muy interesante artículo, Francisco. Sin duda nos falta mucho por conocer al ser humano, a la naturaleza y a la sociedad como tal. ¡Te mando un abrazo!

    Responder
    • franciscojaviertostado dijo:

      Hola Joe,
      sin duda que es así. A pesar de lo que avance la ciencia en las próximas décadas, el cuerpo y el ser humano nunca dejará de sorprendernos.
      Abrazos amigo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *