Saltar al contenido

Jóvenes revolucionarán el mundo que conocemos

The following two tabs change content below.
Joe Barcala

Joe Barcala

Me encanta la magia de la imaginación que me permite recorrer el mundo, los rincones de la inteligencia y las infinitas posibilidades del universo mismo. Te invito a visitar mi blog: www.JoeBarcala.com

No será la primera vez que los jóvenes sean quienes indiquen el nuevo rumbo de la historia, en cualquier país del mundo, en cualquier época. Sólo que esta nueva juventud tiene características muy especiales; vale la pena analizarlas y reflexionar sobre los cambios que se avecinan.
jovenesenelmundo

Romper paradigmas

“¿Quieres decir, profesor de pacotilla, que yo debo aprender cómo seguir el rumbo que está destruyendo al planeta o creerle al cura que dios vino a salvarnos del egoísmo? Permíteme dudarlo”. Se vuelven más críticos, rechazan las preconcepciones de la vida, como siempre lo hicieron las nuevas generaciones, pero hoy difieren de ellos mucho más que antes porque tienen a su alcance esa información de primera mano en fuentes alternativas como los blogs, los canales de YouTube y otros similares y que se difunden rápidamente a través de las redes sociales.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

jovenes1Por eso los jóvenes de hoy rompen los estereotipos que les indican casi todos los adultos. Se mofan de ellos casi sin valoración mínima, es decir, sin rescatar al menos “lo bueno” de otras generaciones. Crecen con el escepticismo que encuentran con sus iguales en otras partes del mundo. Su revolución será, como pocas veces visto antes, radical. El mundo se encuentra ante uno de los cambios sociales y culturales más importante de la historia, con un final impredecible.

Juventud activa

Vemos la reciente oleada de “apertura” a otras formas de familia, ya no aceptan lo tradicional. La reducción galopante de feligreses en la iglesia, donde antes abundaban los jóvenes, precisamente. Hoy día, las iglesias pierden al año en el mundo de un 3 a un 7% de integrantes, al menos en occidente, donde el internet no está censurado del todo como en muchos países de oriente, allá donde las cifras de este tipo se conocen menos.

Tenemos una juventud más atenta a los abusos políticos, dispuesta a enfrentarse contra los tiranos, a demandar espacios de divulgación, a exigir derechos. Están atentos a las mentiras de los medios de comunicación para denunciarlas y hacerlas virales en internet. Ansiosos por crear un mundo distinto, que cubra sus expectativas, más justo, solidario, pacífico, honesto, transparente; por tanto, sin manipulaciones mediáticas, más objetivo, con explicaciones que satisfagan no sólo con fe, sino con evidencias. Son una generación científica y escéptica que busca respuestas reales, no falaces.

2015, juventudEllo traerá sin duda uno de los cambios más importantes de la historia a nivel social. Las viejas estructuras están a punto de perder el espacio que, algunas por siglos, han ocupado. Romperán los paradigmas con gran facilidad, apoyados por impresionantes hordas de juventud provenientes de todo el mundo. No por fuerza será un cambio violento, pero sí sostenido y trepidante. Sin duda, nos asombrará, porque nos tocará ver, más que nuestros hoy abuelos, cuando vieron con asombro el cambio que trajo la nueva tecnología, el internet, los celulares, las video charlas, etc., sólo que como ahora llaman, recargado.

2050, juventud¿Qué veremos?

Caerán gobiernos, sistemas arcaicos de control como las grandes corporaciones mediáticas que perderán gran audiencia; desde luego, se mudarán a las redes para intentar influir de igual modo, aunque con mucho menos fuerza. Las iglesias serán abandonadas, como en otros países, usadas como bibliotecas o zonas de recreo. Se verán cada vez más familias diversas, comunidades, zonas libres de gobierno, autosustentables, rompimiento con las leyes absurdas de control, caída en la comercialización de productos mundiales, resurgimiento del autoconsumo. Al mismo tiempo, nuevos liderazgos tecnológicos, aquellos que faciliten la comunicación mundial, siempre que no atenten contra la libertad de expresión.

¿Le suena utópico? Quizá algunas partes desde ahora se vean fantasiosas, conforme se consoliden las ideas revolucionarias se verán cada vez más posibles las que ahora consideramos “imposibles”. Ya hemos visto un mundo comunicado, antes casi imposible de creer.  Fuimos testigos de la revolución causada por internet, ¿por qué no habríamos de ver otra serie de cambios igualmente sorprendentes?

Publicado originalmente en: JoeBarcala.com

Saber más: https://www.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/SWOP2014%20Report%20Web%20Spanish.pdf

Visto: 1590 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *