Saltar al contenido

Las lentes intraoculares de Sir Harold Ridley

The following two tabs change content below.
Médico especialista en Obstetricia y Ginecología. Soy autor de dos novelas históricas: Lucius Cassius, el médico esclavo y El Escrito de Dios, publicadas por la Editorial Stonberg. Recientemente he publicado mi tercer libro CÓMO ENFERMAR Y NO MORIR EN EL INTENTO Un viaje a través de la historia de la Medicina, un recopilatorio de artículos de mi blog.

Cerca de 6 millones de personas reciben un implante intraocular cada año para poder ver, otro ejemplo de que la oftalmología es una de las especialidades médicas que más han avanzado en el último siglo, pero… ¿qué relación tienen estas lentes intraoculares con las cabinas de los cazas de la Segunda Guerra Mundial? Descubrámosla, porque la tiene, y como en tantas otras ocasiones que avanza la ciencia la casualidad o una simple observación serían determinantes.

No está claro quien inventó los anteojos pero sí sabemos quien realizó la primera operación extracapsular de cataratas, el cirujano francés Jacques Daviel, en el siglo XVIII. Desde entonces la cirugía oftalmológica ha conseguido hacer realidad el sueño de devolver la vista al que no ve en algunos casos y en ello tiene mucho que ver el oftalmólogo británico Nicholas Harold Lloyd Ridley.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

La observación

En 1940, durante la Segunda Guerra Mundial y más concretamente durante la Batalla de Inglaterra, la superioridad aérea alemana ponía en jaque a la Real Fuerza Aérea Británica (RAF). En su servicio médico el Dr. Ridley trataba, día sí y día también, las frecuentes lesiones oculares que presentaban los pilotos ocasionadas por la metralla y los fragmentos de los distintos materiales incrustados en los ojos de los combatientes.

En una ocasión, mientras atendía a un piloto derribado en una contienda tiempo atrás en la que su cabina quedó destrozada por el fuego enemigo ocasionando que se le incrustaran astillas de plástico en ambos ojos, comprobó que ese material hecho de “plexiglás” (polimetilmetracrilato) no le ocasionó ningún tipo de rechazo en su cuerpo, comportándose como un material inerte en el interior del globo ocular.

A principios del siglo XX ya se extraían los cristalinos opacificados por cataratas, pero esta cirugía condenaba las personas a utilizar gruesas y pesadas gafas para suplir las dioptrías que representaban esa lente natural que era el cristalino.

No será hasta el fin de la guerra que un ayudante del Dr. Ridley le recordara ese suceso cuando le dijo: “lástima no poder reemplazar el cristalino por otro…”. Y a finales de la década de los años 40, diseñaría una lente con el mismo material de esas cabinas, realizando el 29 de noviembre de 1949 el primer implante de una lente intraocular. Ese primer intento resultaría fallido debiendo extraer la lente al poco tiempo, pero tres meses después volvería a implantarla en otro paciente, en esta ocasión con éxito.

En tan solo diez años acumularía un total de 1.000 implantes en voluntarios, con un porcentaje de éxito superior al 70%. El apoyo y el reconocimiento por parte de la comunidad científica llegaría a partir de 1960 y en 2001, el Dr. Ridley fallecería a la edad de 94 años, tras serle reconocida su labor con multitud de honores. Un invento que nunca llegaría a patentar pero que representaría un antes y un después en la cirugía intraocular y en la oftalmología.

Videos:

Implante intraocular realizado por el propio Dr. Ridley en 1951

Catarata y LIO (Barraquer)

Para saber más:

The Ridley Eye Foundation

La cirugía de la catarata y sus protagonistas (IMO)

Links fotos:

Ricard Aparicio

blog del drbelda.es

Link información:

Sir Harold Ridley, artículo de DAVID J. APPLE, MD

Publicado originalmente en: franciscojaviertostado.com

 

Visto: 1046 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *