Saltar al contenido

México tiene Lupus

The following two tabs change content below.
Joe Barcala

Joe Barcala

Me encanta la magia de la imaginación que me permite recorrer el mundo, los rincones de la inteligencia y las infinitas posibilidades del universo mismo. Te invito a visitar mi blog: www.JoeBarcala.com

La enfermedad de nuestro país es grave, tiene, como la dolencia del cuerpo, riesgo severo de muerte. Sin exagerar, el problema que nos aqueja es tan dramático que pasarán años o décadas para curarle y, mientras sólo se atiendan las heridas superficiales, mientras el riesgo de contagio no se elimine, podremos prolongar y aún agravar la situación actual.

El lupus

El lupus es una enfermedad grave. Se considera un padecimiento peligroso y mortal pues es autoinmune, es decir, que el sistema inmunológico (que cura nuestras enfermedades) del cuerpo ataca también a los órganos y tejidos sanos.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

Puede causar daño a la piel, las articulaciones, los riñones, el cerebro y otros órganos. Es una enfermedad que podría ser sólo cutánea (de la piel) o en casos más graves, sistémico (LES). Este último es el de México.

El país

El enrojecimiento se debe a la sangre, pues el gobierno tiene tantas conexiones con los narcotraficantes y criminales que han dejado una barbarie dentro del SISTEMA. Como es autoinmune, aquellos elementos que tendríamos como nación para curar el mal de corrupción que nos aqueja, como las leyes, los sistemas de vigilancia (policías), los órganos de pro”curación” de justicia, atacan el tejido social sano y cada vez tenemos menos opciones para acabar con los maleantes.

Eritomatosis

Síntoma que tienen los enfermos de este terrible mal, pues la eritomatosis, término que proviene de “eritema” (piel), es el enrojecimiento de esa piel; para México, es la sangre derramada, no de los típicamente conocidos como superhombres, sino de ciudadanos, los nuevos héroes. Pero sólo es la expresión que el cuerpo y nación tienen para reflejar lo que a nivel sistémico sucede. Nuestro propio sistema nos está atacando y se va sobre lo sano, pues no cambia en nada el problema serio de corrupción, prueba de ello es la impunidad en el propio presidente.

Yarrington

Tomás Yarrington llevaba varios años prófugo y gozaba aún del uso de guardias pagados por el estado que gobernó (Tamaulipas). Todos los mexicanos pensamos que es mejor que Italia lo entregue a Estados Unidos, porque en México saldría libre y lo convertirían en Senador de la República o, como Moreira, en candidato para que goce de fuero.

Duartes

 

Los dos exgobernadores con el apellido Duarte están prófugos. Cuando los encontremos, estarán en departamentos del presidente en alguna parte del mundo, gozando de la protección del estado mexicano.

PRI

Un partido corrupto hasta la médula (sistema inmune) no debería tener derecho a postular candidatos, pues la mitad de los perseguidos por la justicia (más bien protegidos por ella), esos gober-ladrones que saquearon a sus estados pertenecían a ese instituto político. Ahora sueñan con alcanzar la silla presidencial de nuevo en 2018.

Cura

El lupus no tiene cura. No hasta ahora. Se puede tratar con corticosteroides para evitar que el sistema inmune ataque al corazón, los pulmones y otros órganos vitales. En México, los órganos vitales ya están dañados: presidencia, sistema legislativo (diputados y senadores), sistema judicial (jueces y magistrados -caso Mireles, por ejemplo-), gobernadores, alcaldes, policía, ejército (recientemente involucrado en la matanza de Arantepecua y sin olvidar Tlatlaya, Acteal, Iguala y hasta Tlatelolco).

Su única esperanza

La ciudadanía es la única esperanza de este país. El tratamiento es largo y doloroso pero inevitable: informarse de forma profesional (más fuentes de información y evitar a las televisoras), más lectura de temas como la libertad, la democracia, el anarquismo cultural, la resistencia civil, modelos económicos, etc. También debemos hacernos cargo de la educación pues el sistema ha contaminado a nuestros niños a través de una escuela conductista, orillándoles a pensar que primero se debe obedecer, ser individualistas, competir de forma insana, no quejarse, etc.

Como toda enfermedad, lo primero es el diagnóstico. Ahora que sabemos la gravedad de nuestro problema, los síntomas y la necesidad de tratarlo, debemos unirnos como sociedad para someternos a las medicinas (participación social) y evitar que el daño siga avanzando.

Visto: 1484 veces.

Un comentario en “México tiene Lupus

  1. Pingback: ¿Por qué se hunde la Ciudad de México? ⋆ Scrivix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *