Saltar al contenido

Poblanos que fueron presidentes de México

The following two tabs change content below.
Jaime Caminante

Jaime Caminante

Caminante, son tus huellas / el camino, y nada más; / caminante, no hay camino, / se hace camino al andar.
Jaime Caminante

Latest posts by Jaime Caminante (see all)

No es mi interés poner en la palestra una sugerencia de elegir un nuevo presidente poblano, y menos con las opciones baratas que tenemos hoy. Sólo como un acercamiento a la cultura general de los ciudadanos de este noble Estado Libre y Soberano, aunque nos queden ganas de dudarlo, para como están las cosas. Renegando también de algunos “especímenes” que le hemos dado a la historia del país.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

Martín Carrera Sabat

Nace en Puebla capital en 1806 y fue presidente interino durante 29 días en 1855. Militar del ejército virreinal, se adhiere al Plan de Iguala de Iturbide y en 1829 es ascendido a teniente coronel por el presidente Vicente Guerrero. Fue senador de la República de 1844 a 1848. Gobernador del Distrito Federal de 1853 a 1855. Adherido al Plan de Ayutla que destituyó en 1855 a Antonio López de Santa Anna, el poder presidencial recayó en Martín Carrera quien se mostró conciliador y prudente durante su breve mandato, siendo un conservador. Por un lado los liberales que se sentían triunfantes al lograr expulsar al presidente Santa Anna y por el otro sus compañeros conservadores que no se reponían de la huida del presidente; conservó la calma y apaciguó los ánimos. Los liberales no lo reconocían como mandatario y él renunció. Muere en 1871.

Ignacio Comonfort

Nace en Amozoc, Puebla en 1812. Fue gobernador de Tamaulipas en 1862  (enero a agosto) y de Jalisco durante 8 días en 1855. Ocupó la presidencia interina del 11 de diciembre de 1855 hasta el 30 de noviembre de 1857. Hubo en ese periodo elecciones y resultó electo; como presidente Constitucional ocupó el cargo sólo del 1 al 17 de diciembre de 1857.

En ese breve período, se adhiere al Plan de Tacubaya con Félix Zuloaga y desconocen la Constitución que le llevó al poder. De ese modo se dio a sí mismo un golpe de estado. Tomó las armas y sin disparar un solo tiro, toma control del palacio el mismo 17 de diciembre de 1857. Se caldearon los ánimos por el nuevo presidente golpista y tomó poderes extraordinarios para controlar las revueltas. Zuloaga, en enero, decide echar atrás el Plan de Tacubaya y Comonfort se ve obligado a renunciar, refugiándose en EUA. Así ingresó Benito Juárez como interino, pues era el vicepresidente. Muere en 1863.

Juan N. Méndez

Nacido en Real de Minas de Santa María Tetela de Xonotla, actual Tetela de Ocampo, Puebla, en 1824. Comerciante y trabajador de la plata. En 1846, Estados Unidos declara la guerra a México y Juan Nepomuceno Méndez es convocado para formar una milicia de 2000 infantes. Participa en la Batalla de Cerro Gordo en 1847. Por su destacada labor en batalla es nombrado alcalde segundo y luego alcalde primero del Partido de Tetela de Oro por el Gobierno del Estado de Puebla.

Es nombrado también teniente coronel de Infantería de la Guardia Nacional. En 1855 Santa Anna le destituye de su cargo como subprefecto político y comandante militar del Partido de Tetela de Oro (hoy Tetela de Ocampo). En 1857 es nombrado diputado por Teziutlán y Tetela. Luego de varios cargos y batallas, en 1862, Zaragoza lo comisiona a los distritos de la Sierra Norte. De ahí colabora en la Batalla del 5 de Mayo con los Zacapoaxtlas que se distinguieron por su valor y heroísmo. En esa batalla resulta herido. Liberó distintas batallas y ocupó diversos de liderazgos militares frente a escuderías militares en distintas zonas del Estado de Puebla.

Más adelante, cuando Porfirio Díaz promulgó el Plan de Tuxtepec, como General de División, nombra a Juan N. Méndez como presidente interino de la Nación, según lo estipulado en el Plan. Logra en su administración reorganizar a la Guardia y Ejército nacionales, abolió la pena de muerte civil, otorgó la libertad efectiva de culto y obligó la educación primaria, todo al amparo de la Constitución del 57 y las Leyes de Reforma. Presidente desde el 6 de diciembre de 1876 al 16 de febrero de 1877. Murió en 1894.

Manuel Ávila Camacho

Nacido en Teziutlán, Puebla en 1897, fue militar y peleó en la Revolución Mexicana, es ahí donde pelea con las fuerzas Cardenistas. El “tata” Cárdenas lo postula para candidato en el PRM, haciendo a un lado a otro posible sucesor, más radical, el General Francisco Mujica; ello causó una de las elecciones más sangrientas y violentas de la historia, pues su triunfo fue cuestionado seriamente por su contendiente del PRUN, Juan A. Almazán. Durante su presidencia (de 1940 a 1946) tuvo que afrontar el pago de las expropiaciones que hizo Cárdenas sobre los ferrocarriles y el petróleo.

Un plan de austeridad bien aplicado permitió sobrellevar el problema; además de un pacto con los estadounidenses para surtir materia prima para la Segunda Guerra Mundial, un convenio para reducir la deuda en un 20% y una devaluación que permitía darle mejor precio de los suministros a los EUA; a cambio México obtuvo maquinaria para consolidar el crecimiento industrial. Creció la migración hacia el país del norte y hubo muchos conflictos raciales por ello. Se vio “obligado” a entrar en esa guerra con el Escuadrón 201 de 300 elementos porque Alemania hundió dos barcos mexicanos sin recibir compensación por parte de la Alianza.

Otras acciones

Nombró a Fidel Velázquez líder de la CTM, eliminando al izquierdista Lombardo Toledano  y adquiriendo control desde el estado sobre el sindicato; así inicia un período que duró décadas a usar los sindicatos como intermediarios entre el estado y los trabajadores. Creó el IMSS y la Ley del Seguro Social. Para su partido, reestructuró el sector popular para atraer a quienes apoyaron a Almazán, creando la CNOP. Para terminar con la pacificación del país luego de la Revolución Mexicana y la Guerra Cristera, convocó al plan de Unidad Nacional y logró convocar a 6 expresidentes para dar una imagen de adhesión.

Pese a su política agraria que afectó a los campesinos por el despojo de tierras, logró que se adhirieran al sindicato de la CNC. Fue una presidencia de favorecimiento a la burguesía y al capitalismo. Toda su labor de unificación, tratando de limar las asperezas que trajo consigo la ilegitimidad de la que se le acusó por la elección. Eliminó también las fuerzas militares del PRM, pues no debían incursionar en la política, incluyendo a ese gremio en un sector más dedicado a tareas de disciplina y obediencia. Reformó la ley electoral para limitar la existencia de partidos políticos; quedando sólo el PRM, el PAN, el PDM y el FPM. Creó un consejo de vigilancia de las elecciones y el primer padrón electoral. Al final de su sexenio se funda el PRI, en lugar del PRM, que postuló de inmediato a Miguel Alemán. Muere en 1955.

Gustavo Díaz Ordaz Bolaños

Nace en San Andrés Chalchicomula –hoy Ciudad Serán– en 1911. Ocupa la presidencia de 1964 a 1970. Fue antes Diputado, Senador y Secretario de Gobernación. Fue abogado y ocupó cargos duros como la Junta de Conciliación y Arbitraje y magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Puebla, llamando así la atención de Maximino Ávila Camacho, quien lo postulara más tarde como candidato a la presidencia por el PRI.

Durante su mandato como presidente fomentó el desarrollo económico y en 1967 firmó el Tratado de Tlatelolco (qué ironía) del que surgió el Organismo para la Proscripción de Armas Nucleares de América Latina (OPANAL –continúa la ironía–). Enfrentó las movilizaciones estudiantiles de la UNAM y el IPN ordenando desarticular las manifestaciones, terminando en la matanza de estudiantes el 2 de octubre de 1968, lo que le convierte en autor intelectual junto con Luis Echeverría y Marcelino García Barragán (Secretario de la Defensa). Le sucede en el cargo Luis Echeverría Álvarez y en 1977 es nombrado embajador en España, luego del resurgimiento de relaciones diplomáticas. Renunció por las críticas en ambos países de ser el orquestador de la matanza en Tlatelolco. También fue colaborador de la CÍA[1]. Muere en 1979.

[1] Morley, Jefferson (1 de enero de 2011). Nuestro hombre en México: Winston Scott y la historia oculta de la CIA. Santillana Ediciones Generales. ISBN 9786071108883.

Publicado originalmente en: https://www.todopuebla.com/gente/joebarcala/blogdetail/23916

Visto: 374 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *