Saltar al contenido

Reseña de 50 Sombras de Grey, o por qué me fundí tres neuronas. 

The following two tabs change content below.
María Tapia

María Tapia

Alegre constructora de su destino. Valiente y ferviente lectora.
María Tapia

Latest posts by María Tapia (see all)

50 Sombras de Grey

E.L. James, Reino Unido.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

Publicado en 2011. ISBN: 978-1-61213-028-6

Cuando en el 2011 empecé a  escuchar a mis amigas y primas hablar de esta novela, 50 Sombras de Grey despertó mi curiosidad. Me llamó la atención u enamoramiento por el personaje de Christian Grey. Sobre todo porque las recomendaciones boca a boca venían de mujeres que no abren ni un libro de cocina para leer una receta.

Medio me lo platicaron,  y no se me hizo un tema interesante,  pero hubo tantos:”tienesqueleerlo” que no me quedó más remedio que comprar los libros (eso sí edición Kindle, no iba a invertirle a la edición en papel). Me dispuse entonces, con la mente libre de expectativas, a leer el primer libro.

50 Sombras de Grey

Ahora sí puedo opinar con la información de primera mano  y no quedarme callada en las conversaciones femeninas que este boom había desatado.

Wow!

Y ¡oh sorpresa!  volví a mi adolescencia en donde  disfrutaba del placer culposo de la lectura de novelitas rosas-que tenía que esconder para mi mamá no me tirara a la basura-empezando por Bárbara Cartland (novelas de época) y continuando por Jazmín, Arlequín, etc. que me duraban un poco más que las novelas de Corín Tellado que salen publicadas en la revista Vanidades en México.

Mujer joven, dulce e inocente, inconsciente de su belleza física y espiritual, conoce por casualidades de la vida-que más que de la vida, nos hablan de historias de amor que tienen que ser- a hombre guapo, más que guapo, guapísimo, soltero, millonario, exitoso,  bueno el príncipe azul de los cuentos de hadas, en versión moderna.

Príncipe con pasado turbio

Eso sí no debemos olvidar que nuestro príncipe debe tener algún secreto en su pasado, algo que lo atormente y lo hace sentir que no es digno del  verdadero amor, que después de muchas peripecias, desengaños, dudas, tormentas y demasés, y a pesar de haber luchado contra el enamoramiento a primera vista de la heroína, termina siendo redimido por el amor dulce, puro y casto de nuestra dulce heroína.

No olvidemos a Blancanieves, La Cenicienta en su versión Walt Disney. La misma hstoria.

La sexualidad de Christian Grey

Pero en este caso, el secreto oscuro que tiene el admiradísimo Christian Grey es una sexualidad sádica, que desarrolló por los abusos sufridos en la infancia y adolescencia. Y que como siempre en sucede en las novelas rosas: ella con su amor lograr curar esas heridas y de alguna manera-milagrosa-llegan a un punto de equilibrio que les permite tener un final feliz, eso sí después de 3 novelas.

Tampoco hay que olvidar que la autora aderezó su cuento para adultas con erotismo, escenas y términos que a mis 49 años no sabía que existían. La parte oscura de la infancia y el abuso de Grey me pareció un pálido reflejo de los sufridos por Lisbeth Salander de la Trilogía Milleniun, que estoy segura E.L James leyó.

Bueno, y la parte en la que Blancanieves/Cenicienta/Anastasia Stelee, es la salvadora de Grey y su familia, es la misma que todas las peripecias que tooooodas las historias de los cuentos de hadas tienen que pasar para llegar a el final feliz.

Lo que pienso

Creo que a mis amigas, familares y demás mujeres que hicieron de esta trilogía un best-seller, les faltó leer novelas rosas. Les falta un poco de romanticismo y sueños en su vida real. Un poco de atrevimiento para explorar su sexualidad: solas o en pareja.

Todo el escándalo y las conversaciones acerca de la estas novelas, en el fondo me llevan a darme cuenta de que si no has leído en tu vida. Cualquier libro mediamente bien escrito y que juegue con los sueños infantiloides de las mujeres y que toque los temas que más venden: amor, dinero y sexo, va a ser convertido en un éxito de ventas. Y en el fondo me entristece darme cuenta con qué nivel de literatura se conforman las mujeres.

Cuando terminé la primera novela, empecé la segunda con la esperanza de que iba a mejorar o iba a ser sorprendida en algún momento por algún giro inesperado-o inteligente-por parte de la autora. Llegué al final de la tercera y, me quedé esperándolo. Cerré mi Kindle y me pedí perdón por haberme fundido tres neuronas: una por cada libro.

María Tapia

Visto: 451 veces.
¿Te gustó? Dale tu voto:

4 comentarios en “Reseña de 50 Sombras de Grey, o por qué me fundí tres neuronas. 

  1. ed dijo:

    Me encantó la ironía. Fue como beber miel de la punta de una daga. Felicidades

    Responder
    • María Tapia
      María Tapia dijo:

      Gracias por el comentario!

      Responder
      • Edgardo Azamar
        Edgardo Azamar dijo:

        Intuyendo ya la conclusión, me gustaría saber qué opinas de las 50 sombras MAS OSCURAS.

         

        Responder
  2. Nina Dargaard
    Nina Dargaard dijo:

    Yo también entré en el juego de leerla por cómo hablaba la gente de ella yla verdad he visto más perversión en los capítulos de La ley y el orden UVE. Yo nunca fui fan de las novelas rosas, pero me llevé más que una muestra cuando leí Crepúsculo (el cual, por cierto, ni terminé) y esto resultó ser una copia al carbón. Y después de ver la película, increíblemente más soporífera que el libro, ni me les acerqué a los otros dos tomos.

    Muy buena tu reseña, saludos! 🙂

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *