Saltar al contenido

Salvación Mexicana

The following two tabs change content below.
Sandra Garcia

Sandra Garcia

“Nadie adquiere una visión amplia, saludable y generosa si se queda en una esquina de la Tierra toda su vida” Mark Twain
Sandra Garcia

Latest posts by Sandra Garcia (see all)

Hoy les quiero compartir un artículo que redacté en mi segundo semestre de la Universidad, esa era mi percepción en el 2011. Hoy, 5 años después, tristemente veo que estamos igual o peor, aunque sigo teniendo la misma creencia: está en nosotros mismos lograr la salvación de nuestro hermoso país.

Gracias especiales a mi papá Mariano García por ayudarme a redactarlo.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

Los mexicanos se están malacostumbrando a la

violencia, a vivir en un país donde las masacres

tienen lugar casi cada día.” (Ramos, J.)

La situación actual de México en relación a política, incluyendo nuestro sistema de gobierno y  las múltiples problemáticas como el narcotráfico, me permiten determinarla como muy grave, lo cual afecta a nuestro plan de vida;  nuestra proyección a futuro se ve amenazada por  ese entorno  y podría transformarla mucho antes de lo imaginado, por lo tanto, es nuestro deber como ciudadanos estar informados para hacer algo al respecto.

Las afectaciones de la situación actual de México en nuestro plan de vida

La mayoría de la población no se da cuenta de nuestra realidad pero más probablemente a las personas no les interesa lo suficiente involucrarse para no asumir una responsabilidad. El término democracia se refiere al gobierno del pueblo, todos debemos influir en el rumbo de éste, pero hoy en día el Estado está tan dividido que no es posible ponerse de acuerdo debido a la diversidad de opiniones y la defensa de intereses personales. El mandato de este país se ha convertido en egoísta, lleno de personas enfermas de poder con el único propósito de adueñarse de la riqueza del mismo.

Scrivix Categoría Escribir bien

La historia de México está marcada por las repetidas intervenciones de otros países. Desde la existencia de Tenochtitlán, la conquista por los españoles, pasando por la intervención francesa, el imperio de Maximiliano y la pérdida de territorio en medio de un conflicto con los Estados Unidos. Cada uno de los acontecimientos ha generado y reafirmado un sentimiento de soberanía equivocado, pues cualquier acuerdo que represente negociar o permitir presencia extranjera en nuestra vida como país, mancillará nuestra autonomía y provocará en los mexicanos “nacionalistas” el sentimiento de  pérdidas y sometimiento del mismo. “México es preso de su historia. Ideas, sentimientos e intereses heredados le impiden moverse con rapidez al lugar que anhelan sus ciudadanos…” [sic] (Aguilar, H. & Castañeda, J. 2009).

Por eso cada intento por buscar modelos de economía, justicia o de mejoras sociales, así como cualquier tipo de asociación  para la explotación de nuestras riquezas reciben rechazo inmediato de ese amplio sector de la sociedad  al ver “pisoteada” nuestra soberanía. “… Son soluciones y vicios que el país adquirió en distintos momentos de su historia: un coctel de otro tiempo, bien plantado en la conciencia pública, que se resiste a abandonar la escena, encarnado como está en hábitos públicos, intereses económicos y clientelas políticas que repiten viejas fórmulas porque defienden viejos intereses…” (Aguilar, H. & Castañeda, J. 2009) .

Scrivix Categoría Divulgación Científica

Así, preferimos seguir en el sub-desarrollo antes de buscar soluciones que nos pongan en “desventaja”,  pues se tiene como firme idea resultar perdedores siempre. La llegada del neoliberalismo provocó una fuerte división entre quienes sentían que haber abierto nuestras fronteras y formar parte del nuevo orden  mundial significaba perder esa soberanía, y quienes creían firmemente en  incrustar de forma total este esquema y así generar la riqueza necesaria para el desarrollo del país.

Desde entonces, en México, se empezó a gestar una “resistencia”, financiada por los grupos de poder, mafias indispuestas a perder sus tierras por una nueva forma de administración en el país. Además, la llegada de la alternancia desapareció la triple presidencia (Jefe de Estado, Jefe de Partido y Jefe de la Mafia), el orden de estos grupos se quedó sin árbitro, sin reglas del juego, cada quién defendió sus pertenencias y no sólo eso, la ambición provocó el deseo de los avances del vecino, así  “…los intereses particulares de los grupos de poder logran imponerse ante intereses más generales de la ciudadanía….” [sic] (Rodríguez, O. & Aziz, A., 2009).

Las dos visiones antagónicas del país, aunado a la pérdida de una presidencia fuerte, despiertan en los diversos grupos existentes el sentimiento de imponer cada uno la suya, a costa de la pérdida de gobernabilidad y unión de la federación “…De la presidencia todopoderosa con gobierno unificado se pasó a la alternancia y los gobiernos divididos, los congresos sin mayoría de un partido…” (Aziz, A. & Sánchez, A., 2003).

Scrivix Categoría Política

Así se han provocado las luchas por los cotos y los territorios, en esta constante pelea por intereses económicos se vale todo; esto ha representado una escalada de violencia no presenciada por el país en décadas. Si sumamos la ausencia actual de poder del Presidente, el país se encuentra en la puerta de una guerra abierta entre los diferentes adversarios indispuestos a perder lo conseguido. “…Esta tensión se expresa en un vínculo entre el régimen, viejo y nuevo…en donde el viejo régimen y el viejo sistema no termina de irse, de erradicarse, y el nuevo régimen, el nuevo sistema político, no termina de asentarse y ser dominante…” [sic](Aziz, A. & Sánchez, A. 2003).

Todo esto genera intranquilidad de los inversionistas mundiales quienes prefieren desarrollar sus negocios en países sin el altísimo grado de riesgo evidenciado en México.

El creciente problema del narcotráfico ha puesto en peligro de muerte la existencia de una sociedad desarrollada: la oportunidad para los transportistas mexicanos creció cuando los capos colombianos perdieron las rutas de Cuba y Panamá. La CIA (Central Intelligence Agency) descubrió la conexión cubana en 1988, y Castro prefirió cancelar el servicio y fusilar a su amigo el general Ochoa, para lavarse las manos.

Los Estados Unidos invadieron Panamá en 1989, secuestraron al presidente Noriega y se lo llevaron preso. Para los traficantes sólo hubo una ruta restante, México. Así, en la década de los 90´s éste creció sus redes en el país y penetró todos los ámbitos de la sociedad: desde las más altas cúpulas del poder hasta las comunidades en extremo grado de pobreza, no tuvieron otra opción de sobrevivir sino este negocio.

Scrivix Categoría Escribir Bien

Aunado a la falta de un empleo bien pagado, la carencia de educación de estas clases marginadas les hace ver el negocio con naturalidad, pues la ausencia de los valores y principios morales los llevó a realizar actividades productivas de manera ilegal. De esta manera se crearon ejércitos de gente dispuesta a todo, protegida por jefes, dándoles los recursos para la manutención no sólo de su familia directa, sino también de todos los dependientes económicos, a veces el narcotráfico mantiene pueblos enteros.  

Estas luchas por el poder han afectado a todos los sectores de la sociedad,  la corrupción en general cambió de manos, y nada se ha hecho  para evitarla;  las leyes del marco jurídico están llenas de inconsistencias, por lo cual es fácil librar el castigo si se tiene dinero y contactos, “…es importante anotar que en México durante mucho tiempo predominó la visión de un sistema político que apuntaba al incumplimiento de las reglas jurídicas, de la Constitución, como uno de sus rasgos más característicos.

Al mismo tiempo, fue muy débil la tesis de que el problema no estaba en el incumplimiento, sino en la misma construcción de las reglas…” [sic] (Aziz, A. &Sánchez, A. 2003) el ciudadano común no tiene la certeza de ser protegido por el Estado, y está a merced de las luchas internas de los poderosos. Desde el campesino a quien se le expropian sus tierras o se le quitan con triquiñuelas, hasta el ciudadano inocente que debe demostrar su no culpabilidad, en lugar de ser considerado inocente hasta comprobar lo contrario. Los conjuntos dominantes están concentrados en sus intereses, pero nunca en la ciudadanía, lo cual deja al residente indefenso.

Scrivix Categoría Literatura

La falta de inversión, la baja del turismo y la contracción del mercado interno, son sólo algunas de las múltiples afectaciones de la inseguridad. Sumado a la falta de certeza jurídica, México, por más esfuerzos en decir lo contrario, es en este momento un país volátil.

Este sexenio no se ha logrado desmantelar a todas las bandas de crimen organizado ignoradas por los gobiernos anteriores, por lo cual el ciudadano, las empresas y las organizaciones ajenas al gobierno deben luchar en su contra. “…La democracia mexicana, incipiente y frágil, tiene grandes problemas de institucionalización de la justicia, por eso existe una amplia y sistemática violación de los derechos humanos…” (Aziz, A. &Sánchez, A. 2003). La violencia aleja cualquier intento de creer en el país.

Hoy en día las empresas y personas deben gastar en costosos abogados para demandar incumplimientos y fraudes.  No existe un sistema de justicia rápido y expedito, pues a las grandes mafias no les conviene. El ciudadano común prefiere dar por perdido un asunto perjudicial a sus intereses o bienes antes de acudir a la autoridad para resolver la injusticia. Esta situación nos ha convertido en habitantes pasivos, vemos correr crímenes impunes, ya sean sencillos o graves, dando por hecho que sólo nos harán perder nuestro tiempo sin obtener resultados.

Scrivix Categoría Escribir bien

La explosiva combinación de problemas en el país es el resultado de décadas de atraso y marginación derivadas de un deficiente sistema de educación, falta de oportunidades, un sistema de justicia obsoleto, y para darle una chispa a esta mezcla en el contrato social, un descuido por demás irresponsable de la seguridad y el desarrollo del narcotráfico, que enciende la rebeldía de las clases marginadas provocándoles un sentimiento de inconformidad pues si el Estado no les permite desarrollar sus habilidades dentro de la ley para conseguir el sustento, deben encontrar la manera de hacerlo.

La película “Presunto culpable” es un testimonio del inadecuado, obsoleto y equivocado  sistema de justicia, muestra cómo envuelven al inocente y lo mantienen atado, sin armas para defender sus derechos y retener a los culpables confesos en la cárcel, como el caso del asesino de la activista  Marisela Escobedo. Desafortunadamente, en el argot de los abogados existe el dicho: la cárcel es para los pobres y los tontos. Un verdadero y eficiente sistema de justicia nos provocaría una sensación de seguridad y satisfacción; sin embargo, el panorama no es así.

Scrivix Categoría Historia

Una vez mencionados y analizados los aspectos involucrados en la problemática del país puedo reafirmar mi opinión,  de seguir la situación actual, el desarrollo de nuestro plan de vida estará en grave peligro. No existen garantías sobre nuestra integridad física, oportunidades de desarrollo laboral y, por lo tanto, personal, ni certeza sobre nuestra libertad de actuar, tener y poseer. Para la delincuencia organizada basta pagar buenos abogados o hacer uso de la violencia e intimidación social para seguir afectando la propiedad y la integridad de los ciudadanos sin pagar las consecuencias.

Día a día, son mucho más evidentes las afectaciones provocadas en inocentes por los actos de injusticia y violencia, podemos comprobarlo al encender la televisión y mirar cómo cientos de víctimas declaran. Cada vez es mayor la cantidad de asesinatos, secuestros, fraudes y traiciones en el gobierno y son pocas las buenas noticias escuchadas. Si seguimos así es imposible calcular hasta dónde llegarán dichas aberraciones.

Scrivix Sin Categoría

Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de México dice: “Este problema (el de la inseguridad pública) lo estamos enfrentando, lo estamos arreglando y se va a solucionar…” quizá en cierta parte tenga razón, puede  haber alguna manera de recuperar las riendas del país pero no será cuestión de pocos años y mucho menos del poder único del gobierno, la solución está en manos de todos nosotros como mexicanos, tenemos la responsabilidad de tomar conciencia y hacer algo al respecto; así mismo el Estado tiene la obligación de dejar de engañarnos y mostrarnos la situación como es, pues nos tienen paralizados como a un montón de piezas de ajedrez manejadas por personas poco capaces, embriagadas de poder y ambición. Como dice el Presidente de la República es posible levantarnos, pero claro, esto no será sin una fuerte sacudida, una revolución.

En una encuesta realizada en nuestro país hace unos años se preguntó: durante 2009, ¿alguna persona en este hogar fue víctima de delito en este Estado? Las personas que respondieron afirmativamente se incrementaron en 0.7 puntos porcentuales de 2007 a 2009, según datos del ICESI (Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad);  sobre el porcentaje de hogares con víctimas menores de edad durante 2008 y 2009 subió de 3.2% a 4.2% en este lapso de tiempo. Aunque la incidencia general de delitos ha bajado de 11, 9723 en 2008 a 10,958 en 2009, los delitos se han extendido a todo el país. En 22 de los 32 Estados de la república los delitos han aumentado.

Conclusión

Algunos consideran como única solución huir del país, construir una vida lejos y dejarlo en manos de la gente deshonesta y sucia, “…Así que, ante la falta de una solución real que pacifique al país, lo único que le queda a muchos mexicanos es irse para salvar la vida” [sic] (Ramos, J., 2011 ), tal vez es una opción válida  pues con tantos factores negativos parece casi imposible salvarnos de la destrucción, pero mientras esto no suceda tenemos la obligación de seguir dando la cara por este país, México, nuestro hogar.

La solución a las dificultades es compleja y difícil. Sin embargo, está en manos de los mexicanos lograr un cambio. Los políticos actúan para su propio interés debido a que la participación en las elecciones generalmente es baja, a excepción de las votaciones presidenciales, seguimos creyendo en un sólo hombre para la solución a nuestros ancestrales problemas. Mientras depositemos la responsabilidad en alguien más de nuestro país y no asumamos nuestra responsabilidad como ciudadanos,  la situación seguirá como hasta ahora y será más fácil empeorarla antes de mostrar mejoría. Exigir a los funcionarios de cualquier nivel trabajo arduo para terminar con los males de la sociedad es nuestra responsabilidad como ciudadanos. Todo gobierno debe tener contrapesos: esa es nuestra función.

Referencias

Aguilar, H. & Castañeda, J. (2009).Un futuro para México. México, DF: Punto de Lectura.

Aziz, A. &Sánchez, A. (2003). México al inicio del Siglo XXI. México: Miguel Ángel Porrúa.

Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad. Séptima encuesta Nacional sobre Inseguridad. [En línea] Recuperado el 12 de marzo de 2011 de                                        

[http://www.icesi.org.mx/estadisticas/estadisticas_encuestasNacionales.asp]

Lopez, L. México será una potencia en seguridad, augura Calderón. [En línea] Milenio. Recuperado el 10 de marzo de 2011 de [http://www.milenio.com/node/670138#]

Ramos, J. (2010). México está dominado por la violencia. [En línea] Recuperado el 10 de marzo de 2011 de [http://www.lamanana-online.com.ar/nota.php?id=6794]

Real Academia Española (1992). Diccionario de la lengua española (21va Ed.) Madrid, España: Espasa- Calpe.

Rodríguez, O. & Aziz, A. (2009). México ¿Un nuevo régimen político? México: Siglo XXI Editores.

Visto: 963 veces.

Un comentario en “Salvación Mexicana

  1. jesus dijo:

    Muy buen artículo Sandra! Desgraciadamente, México, como muchos otros países, parece no despegar. Muchos sectores de la sociedad están, bajita la mano, podridos. Es la herencia de tantos años gobernados por corruptos e ineptos, y porque nos hemos dejado gobernar por los mismos. Ahora bien, México no está solo, prácticamente el resto de los países sufre de los mismo, si acaso en diferente escala, pero hay corrupción e ineptitud en casi todos los países del mundo, o en todos.

    Como bien dices, la solución no es fácil. Nadie tiene la receta para librar a una nación de siglos de mala administración. Pero se puede empezar por algo, como intentar que la corrupción desaparezca del pueblo mismo, que la practica cuando le da una mordida a un policía o al de la CFE para que le ponga la luz. Debemos empezar por no dejar que nadie en nuestro entorno lo haga, y recordarle al que lo haga que con esa micro-corrupción igualmente hace daño al país.  No hay que hacer “tranzas”, y no celebres cuando alguine lo haga, al contrario, échaselo en cara. Por ahí, creo, debemos empezar.

    Muchas gracias y un saludo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *