Saltar al contenido

Tips de redacción

The following two tabs change content below.
Jaime Caminante

Jaime Caminante

Caminante, son tus huellas / el camino, y nada más; / caminante, no hay camino, / se hace camino al andar.
Jaime Caminante

Latest posts by Jaime Caminante (see all)

Cuando estudié comunicación en la universidad, una de las materias que más me atrajo fue la de redacción, creo que se debió especialmente a la forma en que la impartía el mismísimo director de la carrera. Luego, al estudiar la maestría en lengua y literatura me llené de gratas experiencias al respecto que deseo compartir con ustedes. Espero contagiar el mismo gusto por la redacción que yo he tenido en estos años.

redaccion¿Alguna vez has probado grabar tus palabras cuando hablas y luego transcribirlas en un texto? Si no lo hiciste nunca, es tiempo de intentarlo. Créeme que es una experiencia muy interesante. En cierta ocasión grabé en audio una conferencia de dos horas. Me gustó tanto que la transcribí para compartirla con mis compañeros maestros en la preparatoria donde impartía clase. Se convirtió en un largo trabajo de 11 cuartillas con letra tamaño 8 y márgenes mínimos.

Si te gusta esta publicación, dale tu voto y comparte (al final).

Al contarles esto, se darán cuenta que somos más productivos al hablar que al escribir. ¡Para redactar una cuartilla cuánto se sufre! Una cuartilla, para quienes no saben, es una hoja tamaño carta con un tamaño de letra de 12 puntos. Así que, si deseamos mejorar nuestro derrame de ideas, probemos esa técnica.

Escribir es como hablar

Quizá la tarea anterior no resulte sencilla al principio; ten por seguro que con el tiempo, tendrás mayor facilidad, pero no hay mejor forma de aprender las técnicas de redacción que practicando diariamente. Piensa en una idea y escríbela, procurando que quien las lea, entienda lo que dijiste de la forma más parecida a su origen; es decir, preocúpate por que tus ideas queden claras en el texto, relee dos o tres veces hasta sentir que quedó plasmado el espíritu de tu propuesta.

Revisa luego las pausas, la estructura de las oraciones (recuerda que la base es sujeto-predicado); no sea que te pierdas o tus lectores no entiendan a qué “sujeto” se refiere la acción de un verbo, por ejemplo:

Diana comió con Ernestina, ella dijo que estaba rica la comida.

¿Quién le dijo a quién que la comida estaba rica? En este ejemplo podemos ver uno de los errores más comunes en la redacción. Como sugerencia, es conveniente releer tu texto y darle una nueva estructura; sólo corrige las oraciones que no estén claras.

Diana comió con Ernestina y dijo que estaba rica la comida.

Al menos aquí ya está más claro porque al verbo “comer” se le agregó una conjunción que une al otro verbo “decir”. Pero estaría mejor así:

Diana y Ernestina comieron juntas en un restaurante del centro. Al terminar, charlaron sobre temas muy diversos, incluidos los tópicos gastronómicos pertinentes al lujoso sitio en que se hallaban; Diana aseguró que la comida estaba deliciosa.

Así, vemos cómo, además, hay muchas formas de expresar las ideas, decir las cosas, manifestar lo ocurrido, relatar lo sucedido, narrar el evento, describir el hecho… etc. ¡Que no se te sequen las ideas!

Estructura de tu escrito

Es importante que procures una estructura para tu texto. Las ideas organizadas son más claras y facilitan que tus lectores se mantengan atrapados hasta el final. De preferencia, debido a la infinidad de distractores actuales, la gente tiene dificultad para concentrarse y debes ayudarles poniendo subtítulos cada tres o cuatro párrafos, especialmente en internet. Usa frases cortas. Ideas concretas. Dale sencillez y puntualidad a tus palabras. Procura no usar términos ambiguos como cosa, algo, asunto, etc.

escritoPresume la riqueza de tu vocabulario, evita repetir palabras en el mismo párrafo; para ello, usa sinónimos (palabras similares: casa, hogar, domicilio, construcción, habitación, morada, etc.). Es conveniente también que utilices nexos, esas palabras o frases sencillas que unen oraciones: ya qué, por tanto, o sea, es decir, en otras palabras, de hecho, después, luego, más tarde, finalmente, etc.

Recuerda que, como en las historias, siempre hay un inicio, un arranque, en las noticias se llama lead y es la forma de llamar la atención. Luego viene la descripción, el desarrollo, esa parte de un texto que permite entender los sucesos, las circunstancias; proporciona información valiosa para llegar a un climax, ese momento cumbre que, finalmente, terminará con el desenlace, la conclusión, el cierre. No porque esté al final es menos importante; al contrario, es ese momento mágico en el que podrías convertir a tus lectores en público cautivo.

La redacción literaria

En la antigua Grecia usaban la palabra para convencer, de ahí viene el término retórica. Usar de vez en cuando alguna metáfora o una comparación, quizá la exageración, o aquella figura literaria, conocidas como tropos, que más te agrade, la domines o aprendas a potenciar, le dará a tus escritos la magia, el poder de convencer.

Veamos algunos ejemplos de figuras literarias que pueden volver a tu escrito un poderoso material que, si lo usas del modo adecuado, podría volverse “viral”:

  • Ironía (significado diferente al literal con exageración): Caminaron la senda eterna, en un círculo de auroras boreales.
  • Metáfora (significado que evoca a otro): Tener memoria de elefante.
  • Metonimia (remplazo de la palabra formal por otra que se entiende cercana): Donald Trump obtuvo el voto para llegar a la Casa Blanca (en lugar de decir la Presidencia).
  • Símbolo (usar una imagen preconcebida socialmente): Eres un Robin Hood. Hueles a Tarzán. Tu corazón es un semáforo en verde.

Podrías conseguir el Diccionario de retórica y poética de Helena Beristaín (1997) con más de 2000 diferentes figuras literarias, porque, ya sabes, la imaginación no tiene límites. Mucha suerte. Déjame tus dudas en los comentarios y otros temas que quisieras conocer.

Visto: 1627 veces.
¿Te gustó? Dale tu voto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *